¿Por qué triunfa el restaurante Amazónico?

Además de por gastronomía y coctelería, el restaurante Amazónico destaca por la música. Amazónico es de los pocos locales de Madrid que alberga un exclusivo club de jazz en su planta baja. | ALE MEGALE
Además de por gastronomía y coctelería, el restaurante Amazónico destaca por la música. Amazónico es de los pocos locales de Madrid que alberga un exclusivo club de jazz en su planta baja. | ALE MEGALE

Aristócratas, directivos del Ibex 35 y artistas frecuentan Amazónico, el nuevo restaurante de moda de Madrid. Ubicado en el número 20 de la calle Jorge Juan, esta propuesta gastronómica aspira a convertirse en un viaje por el Amazonas. Los sabores de sus platos van desde Brasil hasta Japón, pasando por Argentina, India, Perú y China. En la planta baja, Amazónico alberga un club de jazz.

Decorado por el interiorista Lázaro Rosa-Violán, desde Amázonico defienden un nuevo concepto de restaurante. Un viaje por el Amazonas y una vuelta al mundo. Este pavo real es el emblema del restaurante Amazónico. ALE MEGALE

Las lianas que cuelgan del techo y las trepadoras que adornan las paredes introducen al visitante en una refrescante y enigmática jungla. Dos pasos más allá, un elegante pavo real decora una barra circular repleta de frutas exóticas. El camarero agita la coctelera a ritmo debossa nova mientras, a través de la cocina acristalada situada a lo largo del pasillo, se despliega un abanico de asados: espeto malagueño, horno tandoori indio, parrilla argentina, rodizio brasileño… Ni siquiera falta una barra japonesa donde degustar un yarikahua de carabinero o un poke de atún rojo con anacardos. Bienvenidos a Amazónico, el restaurante de moda de Madrid. Sin duda el más exuberante, arriesgado y molón de la capital. Y el único que albergará, en su planta baja, un exclusivo club de jazz.¿What Else?

Desde su apertura, el pasado mes de julio, este espectacular espacio decorado por el interiorista catalán Lázaro Rosa-Violán y situado en el número 20 de la calle Jorge Juan (donde antes estaban el restaurante Pan de Lujo y la discotecaBackstage) se ha convertido en la sensación de la temporada. Ya hay lista de espera para septiembre. A cargo del novedoso proyecto está el matrimonio formado por Sandro Silva (cocinero) y Marta Seco (economista), de 43 y 40 años de edad respectivamente, propietarios de otros tres restaurantes en el barrio de Salamanca: El Paraguas (2003), Ten con Ten (2010) y Ultramarinos Quintín (2014), que junto a Amazónico reciben a unos 2.000 comensales diarios y dan empleo a casi 400 personas. Y todo a la chita callando, sin el relumbrón de las estrellas Michelin.

El matrimonio formado por Marta Seco (economista) y Sandro Silva (cocinero) capitanean el restaurante Amazónico. Su cocina va desde Brasil hasta Japón, pasando por la India, Argentina, Perú o China. ALE MEGALE

De ascendencia brasileña, Sandro define el nuevo concepto como “un viaje por el Amazonas donde degustar distintos productos de la región en un ambiente selvático, fresco y cosmopolita”. De alguna forma, este es un homenaje a sus raíces. “Queríamos salir de la zona de confort y hacer algo completamente diferente. La idea inicial era ofrecer carnes de distintos países y mostrar las formas de cocinar de cada uno de ellos, pero había una limitación de espacio y el formato fue evolucionado. Lo que teníamos claro es que el fuego debería ser el primer impacto visual“, explica mientras los carabineros crepitan en la parrilla.

Al final, esta multicultural propuesta gastronómica ha terminado por desbordar los límites de la Amazonía, dando cabida a una fusión de sabores que van desde Brasil hasta Japón, con paradas en Argentina, Perú, India y China. Pero la brillantez de la puesta en escena no eclipsa la sofisticada oferta culinaria. Así, en este oasis tropical los “petiscos amazónicos” se mezclan con la lubina al espeto o los choricitos chilenos. “El espacio es espectacular, pero la oferta gastronómica también es apabullante. Ahora las rubias también son listas”, bromea la asturianaMarta Seco, que además de directora ejerce de cercana maestra de ceremonias y hasta de “comodín del público”. Como ocurre con el resto de restaurantes, Amazónico congrega a una variopinta clientela que incluye aristócratas, directivos del Ibex 35, artistas famosos y latinoamericanos bien bronceados. Todos ellos tienen algo en común: las ganas de divertirse en este gozoso viaje a la selva.

Tags from the story
,
More from Juan Carlos Rodríguez

Carlos Urroz, director de ARCO

Director de la feria desde hace cinco años, ha recuperado el punto...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *