Ludovico Dupré es el hombre que está detrás de Around: un club privado para millennials

Dupré (Bergamo, Italia, 17 de diciembre de 1976), en La Tienda de Carlos en el barrio madrileño de Chamberí.
Dupré (Bergamo, Italia, 17 de diciembre de 1976), en La Tienda de Carlos en el barrio madrileño de Chamberí.

Ceo y cofundador de Black Bee Hospitality, empresa especializada en la creación de conceptos hoteleros innovadores, su último proyecto es Around, un club privado para “millennials”. El directivo italiano conduce un Mini Cabrio, calza unas Chucks blancas de Converse All Star y guarda las tarjetas de los 300 hoteles en que se ha alojado por el mundo.

¿Una “delicatessen” en su cocina?

La “delicatessen” que nunca falta en mi cocina es un buen jamón ibérico para acompañarlo con una copa de excelente vino tinto.

¿Un viaje?

El viaje que repetiría es el que hice un invierno a Vermont (Estados Unidos). He tenido la suerte de vivir en Hong Kong, la antigua Unión Soviética, Bélgica, Suiza, Qatar y México, entre otros. Y esas experiencias de vida te marcan más que los viajes.

¿Qué lugares le inspiran?

Los lugares que más me inspiran son la Sierra de Tramuntana de Mallorca y cualquier rincón de Roma. La primera me gusta verla desde mi Mini Cabrio; la segunda desde una terracita.

Mini Cabrio, el coche con el que Ludovico Dupré recorre Mallorca.

¿Una obra de arte con valor para usted?

Mi obra de arte más preciada es un cuadro de W. Sugama, un pintor de Ubud [Bali], que me acompaña desde mi infancia. La tela de grandes dimensiones representa el paso de un rey por la selva, e incluye un paisaje repleto de vegetación. Cuando era pequeño mis padres me contaron que había un mono escondido entre las ramas. A fecha de hoy aún lo sigo buscando.

¿Una manía?

Mi manía principal es, según mi mujer, “guardarlo todo”. Y es cierto que no me gusta desprenderme de las cosas. Como curiosidad, tengo una colección de tarjetas de todos los hoteles, más de 300, que he visitado en el mundo.

¿A que dedica el tiempo libre?

Mi pasatiempo favorito es cocinar en casa para mucha gente. Incluso cuando estoy solo suelo preparar menús de cierta complejidad. Es un hobby que me permite relajarme, al igual que a otros el yoga.

¿Su estilo para vestir?

Mi estilo es casual, pero con un toque de elegancia y alegría. Siempre que la ocasión lo permite llevo sneakers. Entre las muchas que tengo están las Chucks blancas de Converse All Star. Esa forma de vestir encaja con mi filosofía de no tomarme las cosas demasiado en serio.

Chucks blancas de Converse All Star, el calzad predilecto de Ludovico Dupré.

¿Qué no falta en su armario?

Las prendas que no faltan en mi armario son las camisas blancas Regent de Brooks Brothers y los vaqueros de Jacob Cohen.

¿Un descubrimiento reciente?

Mi último descubrimiento es un salmón nórdico que una familia ahúma en Lanzarote con los sarmientos de la poda de la vid. Me encantó el pescado y me fascinó la historia que hay detrás de su peculiar preparación. Yo lo probé en la Taberna Verdejo de Madrid. También me pareció exquisito el carpaccio de gamba roja que sirven en Aquí Santoña. Y a nivel más casero, la burrata italiana combinada con sobrasada mallorquina caliente, todo ello aderezado con miel. ¡Una sinfonía para los sentidos!

¿Que webs visita en internet?

Las webs que más visito cuando estoy en España, despúes de comprar el periódico en papel, son cnn.com, www.bbc.com, www.repubblica.it y www.lemonde.fr, y también la prensa deportiva.

¿Cuál fue el último regalo que recibió?

El obsequio más reciente que he recibido es una funda para mi barbacoa Weber Master Touch 57“. Cuando llega el buen tiempo me encanta hacer barbacoas en el jardín, y este regalo me permite tener la parrilla a buen recaudo.

¿Y el último regalo que usted ha hecho?

El último regalo que he hecho ha sido una maleta Tranverz Eastpak a mi hija mayor. Es un modelo que me gustaría llevar, pero ya no tengo edad.

Maleta Tranverz Eastpack, el regalo que le ha hecho a su hija mayor Ludovico Dupré.

¿Qué lleva siempre con usted?

Los “gadgets” que van siempre conmigo son el Mac Book Pro, el iPhone y el iPad. Lo que no me ha enganchado ha sido el iWatch, porque no me quito el Bulgari Diacono que me regaló mi mujer antes de casarnos, y los AirPods sin cables. Conociéndome, los perdería en pocos días.

¿Qué no falta en su maleta?

En mi maleta no falta una carta Pokémon que me regaló mi hijo y que desde entonces me acompaña como un amuleto de buena suerte. Además, siempre llevo un conjunto de Montblanc, un buen libro y unas zapatillas de deporte.

Tags from the story
,
More from Juan Carlos Rodríguez

48 horas en México D.F.

Sus más de 28 millones de habitantes convierten a la capital mexicana...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *