Hospes Maricel&Spa de Palma de Mallorca, el hotel que ofrece el mejor desayuno del mundo

Fotografias Luis de las Alas

¿A quién no le encantan los desayunos de hotel? El Hospes Maricel&Spa de Palma de Mallorca ofrece «el mejor del mundo». Enfrentarse a sus 10 platos requiere disponer de tres horas y cenar frugalmente la víspera.

Crear experiencias únicas o vivencias fuera de lo común es uno de los mayores quebraderos de cabeza de los hoteles de lujo. Se trata de distinguirse de la competencia y, al mismo tiempo, seducir a una clientela cada vez más viajada y exigente. La gastronomía es uno de los terrenos más explorados, por lo que no resulta fácil sorprender. Entre las experiencias que ofrece el hotel Hospes Maricel&Spa, un emblemático 5 estrellas Gran Lujo de Palma de Mallorca, está el Desayuno Maricel, calificado como el «mejor desayuno del mundo» en Madrid Fusión en 2004.

Ha llovido mucho desde entonces, pero este hotel de estilo palaciego con privilegiadas vistas al Mediterráneo, inaugurado en 1950 y diseñado por el arquitecto Francisco Casas Llompart -por el que pasaron personalidades como Montgomery Cliff, Rita Pavone o Lord Swanson– lo sigue ofreciendo con algunas variaciones respecto a la versión original.

Para atreverse con el nuevo Desayuno Maricel (49 euros por persona) conviene haber cenado ligero la noche anterior. Lo fundamental es ir sin prisas y degustarlo con calma, pues se sirve en 10 pases (al principio eran siete) y el tiempo estimado para terminarlo es de dos a tres horas. Más que un desayuno, se trata de un brunch largo. O de una «cena al amanecer», como bromeó un cliente en TripAdvisor, donde predomina la calificación de «excelente». El nuevo chef, Rafael Sánchez, ha apostado por un mayor equilibrio entre dulce y salado y por dar más protagonismo al producto local, con platos como el Borrachito de ensaimada de Mallorca o el Broxat de queso mahonés. «La idea es disfrutar de cada plato, pero también relajarse frente al mar, porque el entorno es único», dice antes de aconsejarnos tomar el café al final para no «matar» los sabores.

INSTAGRAMEABLE. Según el director del hotel, Rafael de Luque, en 2018 se despacharon unos 4.500 cubiertos y en 2019 llegarán a los 5.000. «A día de hoy, el Desayuno Maricel es una institución en Mallorca y el regalo perfecto para fechas especiales», afirma. Dependiendo de la meteorología, se sirve en el comedor principal o, mejor aún, en la espléndida terraza colgada sobre el Mediterráneo, con el palacio de Marivent al fondo. Elegimos esta segunda opción porque la experiencia es más redonda y, por qué no decirlo, más instagrameable. Con el rumor de las olas como hilo musical da comienzo este festín de sabores, texturas y colores, un inolvidable «momento Hospes» que rematamos con un baño en la piscina infinita.

El desayuno

De izquierda a derecha y de arriba a abajo:

1. Trío de licuados. Detoxificante (manzana verde, zanahoria y jengibre), antioxidante (remolacha, mango y plátano) y tonificante (yogur griego, cúrcuma y dátiles).

2. Yogur. De «foie» y mango en texturas (liofilizado, osmotizado y «piedras»).

3. Pasión por el cava. Refrescante emulsión de frutas de la pasión y gotas de frambuesa caramelizada con gel de cava rosado.

4. Broxat. De queso mahonés caramelizado, manzana asada, trucha marinada y pan crujiente de albaricoque y pistacho.

5. Taco. De cochinillo confitado, crema de sopas de Mallorca y jalea de Botifarró (corteza de la «porcella» o lechona malloquina) y crujiente de tapioca.

6. Assiette gourmande. De chocolate y trufa. El surtido de chocolate en varias texturas lleva crema de chocolate blanco con mora, una bola de chocolate amargo y frutos rojos.

7. Frutas. De temporada en escabeche de la pasión, espuma de fresas y atún crujiente.

8. Borrachito. De ensaimada de Mallorca, helado cremoso de chocolate, caramelo de naranja y «carquinyols».

9. Langostino. Al coco, aroma de lima kaffir, membrillo de licor de palo y manzana verde.

10. Dulces isleños. «Crespells», gató de almendra, «robiols» y «carquinyols».

Más información: Ctra. D’Andratx, 11. Cas Catalá. Calvià (Mallorca). Precio: 49 euros/persona (hay vales de regalo solo para el desayuno). Horario: desde las 8 de la mañana. Reservas: imprescindible con al menos 48 horas de antelación. www.hospes.com/maricel-spa/

More from Juan Carlos Rodríguez

PUBLICIDAD | “EN CASA” DE TONI SEGARRA

Hay quien dice que él es el mejor creativo del siglo De...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *