48 horas en México D.F.

Día 2. 12:00 h. Arqueología y cultura. Pirámides de Teotihuacán.
Día 2. 12:00 h. Arqueología y cultura. Pirámides de Teotihuacán.

Sus más de 28 millones de habitantes convierten a la capital mexicana en una de las urbes más grandes del planeta. Cada vez con mayores índices de seguridad, es un derroche de cultura, tiendas y restaurantes por descubrir.

Con un área metropolitana que supera los 28 millones de habitantes, Ciudad de México es la tercera aglomeración urbana más grande del mundo. Más allá de los reclamos de sol y playa de Cancún, la Riviera Maya o Los Cabos, ofrece un rico patrimonio artístico, cultural y gastronómico que atrae cada año a 12 millones de visitantes. Abarrotada y ruidosa, pero también exuberante y con “buena onda”, entre sus atractivos, desde milenarias pirámides al recién inaugurado Museo Jumex de arte contemporáneo; desde las taquerías a restaurantes de alta cocina. Aunque en 2013 el crecimiento económico del país se retrajo hasta el 1,3%, elmexican moment sigue atrayendo la inversión extranjera, y eso se refleja en la pujanza de la capital. Además, México D.F. es una de las áreas más seguras del país, pues ha conseguido esquivar la violencia del narco. Barrios exclusivos y bohemios como Polanco y Condesa, donde se concentran hoteles de lujo, restaurantes y tiendas, son agradables y seguros. Si añadimos la progresiva recuperación de espacios públicos, se comprende que cada vez más mexicanos proclamen su orgullo de ser chilangos.

Día 1. 21:00 h. Hotel Condesa D.F.
Día 1. 21:00 h. Hotel Condesa D.F.

Viernes. 21:00 h. Llegada

Alojamiento en el Hotel Condesa D.F. (www.condesadf.com), que toma su nombre de la colonia Condesa, conocida por sus cafés, librerías, restaurantes, galerías yboutiques, así como por su vida cultural y nocturna. En la recepción ofrecen tequila antes de pasar a una de sus 40 habitaciones dispuestas en torno a un patio. Perteneciente a la cadena mexicana Habita, especializada en hoteles design, destaca su azotea con vistas al Parque de España. A partir de 130 euros la noche. Para introducirse en la cocina mexicana en un ambiente divertido, está el restaurante Porfirio’s (www.porfirios.com.mx). Ofrece crujientes tostadas de maíz, ensalada de nopales y su plato estrella: costilla de res cocinada durante ocho horas en horno de vapor. Tiene más de 100 etiquetas de tequila.

Sábado. 10:00 h. Desayuno

Enclavado en el cogollo financiero de la ciudad, el Hotel Four Seasons (www.fourseasons.com/es/mexico) es el punto de reunión de los grandes empresarios. En su jardín de estilo colonial, ejecutivos elegantemente trajeados se reúnen para tomar el brunch. Frente a la fuente central, a la sombra de un naranjo y rodeados de esculturas orientales, sirven unos exquisitos huevos benedictine “a la mexicana” con tortillas de maíz. En la azotea están la piscina al aire libre y el spa, donde una masajista-curandera ofrece un brebaje de chocolate caliente con mezcal antes de proceder al famoso rebozo: un masaje milenario donde se combinan bolsitas de cristales de cuarzo con flores de romero y manzanilla. Desde 350 euros la noche.

12:00 h. Arqueología y cultura

Una buena opción para conocer el pasado mexicano es visitar las pirámides de Teotihuacán (www.teotihuacan.inah.gob.mx), situadas a 45 km del D.F. en la zona arqueológica más visitada del país. En torno a la Calzada de los Muertos hay construcciones dedicadas al culto, entre las que destaca la pirámide del Sol. Con sus 63 m de altura y 225 de lado, se la compara con la de Keops (Egipto). Su núcleo es de adobe y su fachada está cubierta de piedra. Se considera un punto energético y los creyentes esotéricos acuden a recargar energía con el equinoccio. Para contemplar el skyline de la ciudad, una buena opción es visitar el Castillo de Chapultepec (www.castillodechapultepec.inah.gob.mx), en un bosque a 2.325 metros sobre el nivel del mar. Entre 1864 y 1867 fue residencia del emperador Maximiliano y de la emperatriz Carlota (sus aposentos pueden visitarse en el alcázar), y los presidentes del Gobierno vivieron allí hasta 1939. Desde 1944 es la sede del Museo Nacional de Historia. En sus 647 hectáreas de extensión, alberga la residencia oficial del Presidente de la República (Los Pinos), un zoológico y un parque de atracciones.

14:00 h. Hora de la comida

En la Avenida Presidente Masaryk (en el exclusivo barrio de Polanco) se concentran más de 50 tiendas como Cartier, Louis Vuitton o Chopard. México es el cuarto país del mundo en consumo de bienes de lujo. En Polanquito (el rincón más tranquilo) está Dulce Patria, dirigido por la chef Marta Ortiz (www.dulcepatriamexico.com). Destacan sus aguas adornadas con flores, sus cebiches, sus postres y su extensa carta de mezcales. El restaurante pertenece al estiloso y premiado hotel boutique Las Alcobas (www.lasalcobas.com).

Día 2. 16:00 h. Museo Soumaya.

16:00 h. Tarde de arte y compras

Con más de 150 espacios museográficos, según datos oficiales, México D.F. es la ciudad con más museos del mundo. En la zona Nuevo Polanco, caracterizada por el gran desarrollo inmobiliario de la última década, se alzan dos de reciente construcción: el Museo Soumaya (www.soumaya.com.mx) y el Museo Jumex (www.fundacionjumex.org), en la Plaza Carso. El primero expone parte de la colección privada del empresario Carlos Slim; diseñado por el arquitecto Fernando Romero, alberga unas 65.000 piezas entre las que destacan obras de Rodin y Dalí. Situado enfrente, el Museo Jumex, diseñado por David Chipperfield, está especializado en arte contemporáneo. Y del arte al shopping: a un tiro de piedra de los museos se sitúa el Antara Fashion Hall (www.antara.com.mx) un centro comercial al aire libre con las mejores boutiques. Para conocer el casco histórico, un buen punto de partida es ir al Zócalo (la tercera plaza más grande del mundo): 34 manzanas con más de 1.500 edificios catalogados como monumentos históricos o artísticos. A cuatro manzanas está el Palacio de Bellas Artes (www.palacio.bellasartes.gob.mx), un edificio Art Déco que alberga el teatro lírico más importante de México, así como los inmensos murales de Tamayo, Rivera y Siqueiros. Situado en el meollo comercial está el antiguo Palacio de los condes de Miravalles (siglo XVII) que hoy aloja el moderno Downtown Hotel (www.downtownmexico.com) y un centro comercial, The Shops at Downtown (www.theshops.mx). En la segunda planta está la deliciosa chocolatería Qué Bo! (www.quebo.com.mx).

Día 2. 21:00 h. Restaurante Biko.
Día 2. 21:00 h. Restaurante Biko.

21:00 h. Cocina Fusión

Regresamos a la Avenida Presidente Masaryk para conocer la cocina gachupa (mezcla de vasca y mexicana) del restaurante Biko (www.biko.com.mx), entre los 50 mejores del mundo segúnRestaurant. Regentado por los españoles Mikel Alonso y Bruno Oteiza, discípulos de Arzak, cada uno de sus platillos es una obra de arte. En la planta baja está Casa Biko, un espacio para eventos que evoca el espíritu de las sociedades gastronómicas vascas.

Domingo. 10:00 h. Mañana de museos

En el barrio de Coyoacán está la Casa Azul, el hogar donde vivió y murió Frida Kalho (www.museofridakahlo.org.mx). Junto a sus pinturas, que reflejan su angustiosa existencia, puede verse su taller y su lecho de muerte. Hasta septiembre se exhibe la muestra Las apariencias engañan, sobre el guardarropa de la artista. En la calle Ignacio Allende, a cinco minutos de Casa Azul, está el colorido y bullicioso Mercado de Coyoacán, un goce para los sentidos. Tiene más de 460 puestos (tostadas “La Chaparrita”, quesadillas “Doñas Lucha”, burritos “La Consentida”…) donde comer a buen precio. No faltan las tiendas que venden máscaras de luchadores.

16:00 h. Vistas únicas

Con motivo del bicentenario de la Revolución, el Gobierno remodeló espacios públicos como la plaza de la República, presidida por el icónico Monumento Nacional de la Revolución. Su ascensor acristalado asciende a un mirador de 360º con vistas de la ciudad (www.mrm.mx). Amantes del arte no se pierdan uno de los barrios más genuinos: la Colonia Roma. A lo largo de la avenida Álvaro Obregón se han establecido galerías de arte como TOCA (www.tocagaleria.com) o locales de aire retro chic como Belmondo, famoso por su sándwiches (www.belmondoroma.com.mx).

21:00 h. Despedida

Nuestra ruta acaba en el vibrante Máximo Bistrot (www.maximobistrot.com.mx), mezcla de cocina francesa y mexicana. Alcanzó gran notoriedad cuando la caprichosa hija de un político no pudo conseguir mesa y los inspectores cerraron el local. Desde entonces su fama se ha redoblado.

Más información. www.visitmexico.com

More from Juan Carlos Rodríguez Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *